29 jul. 2014

En realidad nadie cambió casi nada
hubo algún momento que pareció que
algún raro minuto se escapó de su esfera
creo que algo ocurrió por sorpresa
y nos cayó como lluvia de verano

Hubo una mudanza de cuerpos
que volvían a resucitar por un tiempo
me lanzas el reto de intentarlo
y todas mis palabras están en un sobre
que he dejado junto a tu cama
los peores accidentes ocurren así
cuando miras el paisaje de la ventana
pensando que eres feliz.

Ahora te diriges al cementerio de los enamorados
con el paso herido y una extraña forma de mirar
te dejarás caer en un lugar recogido
te arrancarán el marfil
y los parásitos buscarán tu sangre

¿es eso todo lo que puedes hacer?
¿no hay ningún loco más?

He visto a un capitán tuerto
que reclama tripulación
sólo promete hundirse en el mar
con el corazón lleno de sueños terrestres
¿tienes algo mejor que hacer mirando desde la costa?
deja de mirar tus olas
y ven, date un baño.
En el hueco que queda
entre tu axila y la almohada
ahí hago mi nido
antes de agarrarme
a la barra del autobús
para ir a buscar comida
beber en fuentes de plástico
y traer algún palo a casa
de esos demasiado grandes
que me cuesta levantar.

24 jul. 2014

NO CUMPLEAÑOS


Hoy no es mi cumpleaños
pero cumplo un día más
y no quiero esperar
al año exacto que me hace más mayor
sino cualquier día menor para ser feliz.

Para que yo hable así hoy
he tenido que odiar muchos días
y malgastar otros lamentándome
de lo que carecía de importancia un poco más allá

Me he dado cuenta hasta yo;
imagina si te tiene que resultar sencillo.
En realidad nadie cambió casi nada
hubo algún momento que pareció que
algún raro minuto se escapó de su esfera
creo que algo ocurrió por sorpresa
y nos cayó como lluvia de verano

Hubo una mudanza de cuerpos
que volvían a resucitar por un tiempo
me lanzas el reto de intentarlo
y todas mis palabras están en un sobre
que he dejado junto a tu cama
los peores accidentes ocurren así
cuando miras el paisaje de la ventana
pensando que eres feliz.

Ahora te diriges al cementerio de los enamorados
con el paso herido y una extraña forma de mirar
te dejarás caer en un lugar recogido
te arrancarán el marfil
y los parásitos buscarán tu sangre

¿es eso todo lo que puedes hacer?
¿no hay ningún loco más?

He visto a un capitán tuerto
que reclama tripulación
sólo promete hundirse en el mar
con el corazón lleno de sueños terrestres
¿tienes algo mejor que hacer mirando desde la costa?
deja de mirar tus olas
y ven, date un baño.
En el hueco que queda
entre tu axila y la almohada
ahí hago mi nido
antes de agarrarme
a la barra del autobús
para ir a buscar comida
beber en fuentes de plástico
y traer algún palo a casa
de esos demasiado grandes
que me cuesta levantar.

22 jul. 2014

NOCTURNO


Hoy has llegado a las cinco de la mañana.
Lo has pasado genial me has dicho por whatsapp. Me decías, antes de descansar el subidón.
Mucho amor, energía positiva y Red Bull.
Yo no estaba.

Me tiembla un poco la mano, quiero pensar que sólo es por el café.

Deja que sea un poco borde, ahora que duermes y yo estoy haciendo tiempo a tus pies, viendo como respiras y compartes tu vida con lo que me excluye.

Te voy a contar el principio del domingo, te estás perdiendo la película.

La pareja del tercero ha llegado pasadas las tres. Me tranquiliza saber que alguien se ama en esta finca.
Al vecino de la letra A le han dejado el periódico a las cinco y media, he oído el ascensor.
He calentado café, he recogido la ropa tendida, signo inequívoco de que vive alguien, alguien que lava la ropa.

A las siete y media he dudado entre bajar a por el pan o sentarme a leer.
A las ocho y cinco he dejado la lectura y he consultado el correo. Nada desde ayer.
Me he duchado a las ocho y cuarto.
Luego me ha entrado una sensación de culpa, pensando que soy egoísta, intolerante. Afortunadamente ha cruzado el cielo un avión y me he ido un rato con él.
A las nueve he consultado la etapa de hoy del Tour de Francia. Hay llegada en alto, habrá sufrimiento a la hora de la siesta. La transmitirán apenas un poco después de que te despiertes.

Hasta entonces voy a pensar con quién has estado, quién te ha saludado y dado dos besos. De qué ocurrencias te has podido reír. Cómo has bailado y si has fumado algo.
He llegado a pensar que en algún momento alguien te ha preguntado por mí, y acto seguido han puesto un temazo que ha dejado la frase a mitad.
La amistad envuelta en grandes emociones.
Fidel Castro se ha reunido con Putin. Fidel, faraónico, reposando en un desierto rojo, con un chándal egipcio.
Palestina va a desaparecer en breve. No es el pueblo elegido.

Nadie te escribirá esto mientras duermes. Has movido una pierna, no te acaba de gustar, me estoy jugando el silencio de las próximas dos horas, o más.
Crees que es una crítica, una injerencia a la libertad, la venganza de alguien que se ha levantado un domingo con ganas de incordiar, un poco amargado por no haber participado en el festín.

Dentro de un rato te diré que no me importa, y empezará el juego otra vez. Deshacer la cama, cortar el tomate en la cocina, sabiendo que eres capaz de disfrutar sin mí. Mientras pienso a qué distancia nos sitúa cada separación.

Debería dejarlo aquí, con la tensión justa para una gran reconciliación. Pero no escribo yo. Escribe el que fue anoche, el que ya no está aquí y no le importan las consecuencias.

Más o menos esto es lo que está pasando mientas duermes. También algún accidente de tráfico y algún nacimiento.

Ya casi son las diez, aún me queda un buen rato. La otra opción es despertarte, pero prefiero que sea una sorpresa, el amor necesita ser verdad, vivir de día, también un domingo por la mañana.

Me tiembla la mano, esa mano que ahora debería estar en tu espalda, y que no sabe como tranquilizarse. Qué será de ella cuando despiertes y me leas.

Mira, la del primero acaba de bajar de otro coche.

http://youtu.be/tA_ZJlmCRT4

DESAYUNO


¡Qué bien desayunan los de los trajes en los bares!
Llegan con sus corbatas y sus pantalones de pinzas y se sientan mientras ojean la prensa, deteniéndose en un artículo minúsculo, casi insignificante, imperceptible para el lector ligero y deportivo, donde pone:

"Alquilo vida de Zaragoza por 15 días en Oropesa, a 100 metros de la felicidad"
"Traspaso negocio sin vida, situación inmejorable"
"Dúplex, en pleno centro, venta económica por no podernos soportar"

Trajes que igualan la materia que contienen. La línea muy recta y frescos, de verano.
Hablan de seguros y comisiones, del último informe, del balance y la situación tensa.
El café humeante, el Donut de piedra, el zumo recién exprimido de naranjas del cuaternario.
Y el hombre del traje, sobreviviendo a la glaciación, refugiado en su caverna refrigerada, con un bote corporativo de bolígrafos pobres Bic y ricos Mont Blanc, un bote igualitario.
Hojas excel muy trabajadas, con subceldas y comentarios con llave
Llamadas constantes, apreciaciones, reuniones de estrategia.
El hombre del traje, perseguido por otros hombres con trajes más caros y con las líneas más rectas, más duras y más frescos.
El hombre del traje perseguido por los subdirectores y los encargados de planta.
El hombre del traje que fuma en los váteres, que comete el pecado de mirar ofertas de viaje, donde llevará a su manada una semana, para andar con sandalias sobre el mar.
El hombre del traje en una vitrina de los museos del futuro.

En Teruel hay más dinosaurios que hombres del traje.

Y al comedero de la barra que llegan otros pájaros de otros lugares, ruidosos, pensativos, postrados ante el confesionario de la máquina de café, con el pelo con un remolino nocturno, con el aspecto de conquistar Europa a desayunos.

La camarera, separada, con dos hijos que ha tenido que dejar con su madre, si es que ha venido de Bucarest o del pueblo, sonriendo al hombre del traje, y al pájaro mensajero, y a la balanza del juzgado. Conscientes de las miradas a su trasero, y retirando los primeros suicidios de los vasos.

Seres vertebrados por los huesos de las perchas, cosidos a destajo entre sótanos, bombillas encendidas veinticuatro horas, luz y taquígrafos de un largo testamento.

Desayuno entre especies autóctonas sin hablarnos, la educación ante todo.
Cuando puedas me cobras.
Ya te dije que dos no éramos suficientes para construir esto
que necesitábamos saber cómo colocar los tabiques
cuántas habitaciones necesitábamos
y hacia donde orientar las ventanas

necesitábamos trabajar a turnos día y noche
que alguien tuviera algo que contar al final del día
una historia exagerada o la verdad del asesinato de Kennedy

Creo haberlo dicho alguna vez
un detalle sin demasiada importancia:
que no éramos capaces de vivir sin dinero
te reías y echabas la cabeza hacia atrás
y tu pelo brillaba entre mis manos.

Volver a empezar sin ti
es el expediente de regulación de deseo
antes de nuestra liquidación.
No estás a mi lado
me cuesta creerte
y te juro que lo necesito
pero no hasta el punto de engañarme

¿quieres saber la verdad?
¿no la notas hace tiempo?
Cuando avanza el sufrimiento
¿cuál es el plan inaplazable?
¿quieres comprar las entradas para ver mi sangre?
¿hasta cuándo dices que estarías?
¿hasta dónde íbamos a llegar?

Y sin embargo te hago una reverencia
y te beso la mano
sólo cerrando los ojos estás conmigo
junto a aquello que ya no me corresponde
así, en plan antiguo.
Para entrar en mi vida no te voy a pedir el perfil
no voy a evaluar tu nivel de idiomas
ni si conoces el entorno windows
no te voy a cobrar aranceles cuando descargues en mi puerto
ni tasas por facturar tus más de veinte kilos para el vuelo
no voy a expedir ningún certificado de autenticidad
ni a revisar el estado de tus instalaciones
no voy a rellenar boletines oficiales
ni acumular cupones de descuento.

Para entrar en mi vida cualquier candidato es bueno
para salir solo te pido
que me dejes lo que no hayas utilizado
y que no cierres la puerta
por si hay alguien esperando;
no hay nadie fuera de plazo.

NO CUMPLEAÑOS


Hoy no es mi cumpleaños
pero cumplo un día más
y no quiero esperar
al año exacto que me hace más mayor
sino cualquier día menor para ser feliz.

Para que yo hable así hoy
he tenido que odiar muchos días
y malgastar otros lamentándome
de lo que carecía de importancia un poco más allá

Me he dado cuenta hasta yo;
imagina si te tiene que resultar sencillo.

NOTICIA DE DOS UNIVERSIDADES CANADIENSES DEL 22/07/2014



"Un estudio de dos universidades canadienses demuestra que aumentar la duración y la calidad de las muestras de afecto tras el sexo (besos, caricias…), aumenta los niveles de satisfacción sexual tanto en mujeres como en hombres.(Público 22/07/2014) "

Llevo lustros escuchando noticias similares;

"Amar después del sexo es bueno"
"Se friegan mejor los platos tras practicar sexo"
"El sexo y el amor son compatibles"
"Ocho de cada diez personas cambiarían de postura pero no lo dicen para no ofender a su pareja y/o que piense que desea a otra persona y/o que visiona sexo telemáticamente"

En la televisión de los años 80, salía la doctora Elena Ochoa en prime time, explicando asuntos sobre el sexo, con una frialdad empírica que a mí me sobrecogía. Me imaginaba una noche con ella y no dar ni una; desde errar en el desnudo pausado, hasta el "tiempo del juego" y el desdoblamiento de los chakras internos para una proyección plena.
Con el tiempo me liberé de esa presión, y simplemente intentaba traducir mis sentimientos a otro lenguaje; un lenguaje táctil, libre, casi creativo, donde no dejara de fluir la alegría y la generosidad.

Luego Elena Ochoa, se casó con Norman Foster, y me imaginaba sus noches y amaneceres pasionales: Norman cogía su lápiz especial y dibujaba el boceto de un complejo proyecto, escogía los materiales, construía una maqueta, y la doctora evaluaba minuciosamente si era esa construcción sexual la que debía realizarse en las múltiples capillas sixtinas de su interior.

Las universidades canadienses dedican parte de su presupuesto a este tipo de estudios, que de vez en cuando nos cuelan entre la noticia del genocidio de Gaza y las declaraciones de Leo Messi.

"Acariciar tres veces al día mejora la epidermis y abre los poros"
"Besar antes de dormir anticipa sueños positivos"
"Si te dicen te quiero cuando no lo esperas produce excitación y levanta el ánimo"

Hay cuerpos que reciben las caricias como si cayera sobre ellos la nieve del alma.
Hay caricias que con cuatro notas pueden producir melodía
Hay veces que el sexo llega cuando todo lo importante ha ocurrido antes.
Esto no está basado en ningún estudio de universidad. Ni siquiera tiene por qué ser así.
Hay cosas que la ciencia no puede explicar y sin embargo ocurren.

13 jul. 2014

En las guerras ya no mueren militares
mueren civiles
respetando el protocolo
casi educadamente:
las mujeres y los niños primero.

12 jul. 2014

THE END


Haz lo que debas dijiste
sabías de sobra lo que iba a pasar
sería extraño cambiar de dirección
por más que digan que se puede hacer
que se consigue luchando, sin ceder
hay algo que está quemando
como esas lágrimas de ácido
y sonríes
para hacer ver que todo va bien
que eres fuerte y todo eso
pero es un blindaje perforado
la termita que te deja la fachada
y todo irá bien, ya verás
mañana saldrá el sol
como si querer vivir
dependiera de un planeta.
Cuando llegaron los problemas
hubo que ordenarlos por importancia
y sí, algunos se fueron solos
de otros nos dimos cuenta
cuando mejor parecía que estábamos
lo peor: no tenerte al lado
lo fatal: no saber recuperarte
y el final::
The end.
Nosotros vemos las fotografías de niños sangrando
oímos indignados las noticias de mujeres maltratadas
escuchamos como rechina la resignación en las filas de las paradas de autobús, de las colas del supermercado.
Permanecemos atentos a todo aquello que pueda ser injusto, y ser injusto es ir contra la libertad de la humanidad, su vida y su futuro.
Nosotros que denunciamos las guerras
que tras años de bombardeo seguimos sin aceptarlas
A nosotros nos dejan un puñado de leyes para defendernos, por las cuales nos cobran.
Nosotros niños
mujeres
trabajadores
estudiantes
personas
no les importamos una mierda.

LA GUARDIA NOCTURNA


 Estoy enfermo, todo me parece maravilloso ¿es así como debe ocurrir no?
Siento la vida, me recorre como si quemara ramas viejas y secas, zarzas, esqueletos de árboles, líneas meridionales y paralelos imaginarios.
Te escribo mientras vuelas. Tengo ganas de llorar sobre ti
Hay una tormenta limpia que tranquiliza y asusta
La invasión ¿sabes cómo se prepara?
Nos ponen en la primera línea. Descubrimos el pecho y lo mostramos a los proyectiles, y a la dulzura de estar atravesados, la dulce sangre en la boca, llena de hemoglobina y sustancias internas.
Los amantes caminan jornadas enteras, cargados con sus pertrechos, que transportan de batalla en batalla.
Los días de barro, las noches de hielo, las primaveras naciendo en los cascos.
Mientras uno duerme otro hace guardia, escuchando los sonidos inquietantes, la oscuridad mira con la profundidad de la tierra, velas el sueño y miras la hora. No hay nada más importante que estar despierto.
A la guardia nocturna se le llama imaginaria, y entre los amantes se dan el relevo, se comunican novedades y el recuento de las existencias. Las horas centrales son las que más desorientan, suceden escenas mágicas, son los restos de realidades rechazadas.
Los pasos no conducen a ningún sitio, sólo a cumplir la misión sagrada. El estómago no entiende la vigilia, se pregunta cuándo empieza su trabajo. Hay una inmensa nada delante, detrás no quieres mirar. El libro no quiere hablar claro, pero sus frases son como olas negras, que van devolviendo los cadáveres de los naufragios, las miradas perdidas desde la playa, los últimos trozos de calor.
El amante dormido respira. Su rostro es de cristal. Amas con la mirada, y te preguntas cómo podrás traducir lo que piensas a la mañana siguiente; eso no ocurrirá, porque todo está guardado en la guardia nocturna, y la luz rompe la idea.
¿Sigues ahí? claro que sigues ahí, conoces mi refugio
prometo enseñarte el laberinto donde nacen las bestias que nos dominan
Debo escribirte con la lejana tecnología, eres tú quien la guía, y quien se posa en mis labios, para rodearme de un trozo de jardín robado al paraíso.
Absorberé tu dolor, siempre regreso al lugar de los hechos, y tomo las muestras delicadamente.

Hay que mirar la cara a lo que queda de nosotros al final el día, reconstruir lo que se mantiene, el resultado del alquiler de nuestras fuerzas y comprobar si realmente hemos sido nosotros mismos, o somos esa pieza que siempre tiene repuesto.

5 jul. 2014

EL ACTO

Desapareciste por la calle Alfonso
fuiste a desembocar en otros brazos
ya la piedra sostiene mis pasos
y una algarabía de transeúntes aúllan
tarde de mi cadena perpetua
arrastro el peso de mi sombra
la luna de un escaparate me recuerda
dónde está mi genio y mi figura
bájate de mi mente y recorre lenta
las calles estrechas de mi sangre
suéltate el pelo de la nuca
quítame tus besos de mi boca
la toma de contacto que fue un día
agradable sorpresa con la indiferencia
no recurras a mi cuerpo lamentando
las plegarias exaltadas que le dedicas a otro
mírame como quien ya dobla la esquina
y quitan tras la función el decorado
vale la pena por ti haber pagado
la misma entrada en tu primera fila.

EL ACTOR

Ayer estuve con un actor de los que te dejan seco
salió a un escenario con una cerveza y una camiseta de tirantes negros
la mirada entre la luz azul del Zorro, y el eclipse parcial de corazón.
Habló en italiano, o eso creo.
Se puso el contador a cero de las pulsaciones
Había una fuerza oculta que nos unía a su discurso, como esa caída larga desde la infancia.
La parte de Jacques Brel que todos llevamos, esa disposición a dejarnos elevar por la palabra.
Se partió el taburete gastado de la noche, cayeron al charco las monedas del alba.
Las parejas apretaban sus manos, un par de cervezas aplazaron su espuma, el zumbido del aire cargado de electricidad.
Me amaron diez veces en diez minutos.
Habló de una noria compartida, de una noria en soledad, de cómo se ven las luces desde la avería.
Lloraba por dentro, estoy seguro, porque esos ojos rojos no son comunistas, ni de ninguna sangre perdida, sólo eran lágrimas que vuelven hacia dentro.
Ayer estuve con un actor que me quitó el sombrero, ese que se deja sobre el pantano antes de partir.
Se llamaba Alfonso Desentre, le llamé profundidad.
Para tu información
seguimos estando en democracia
y puedes cantar jotas por la calle
disfrazarte de Bob Esponja en despedidas de soltero
liarte un peta con una mano
y cagarte en la madre del que cerró los bares
eso es lo que importa
que de tus huevos sólo salgan esos pollos

2 jul. 2014

GRACIAS

01/07/2014

Fallado el XX Certamen Literario 'Villa de Ermua'

El jurado del XX Certamen Literario Villa de Ermua, dedicado en esta edición a la literatura humorística, ha concedido el premio de narrativa en castellano a Miguel Ángel Carcelén Gandía, domiciliado en Nambroca (Toledo), por su relato “Regalo de cumpleaños”.
En la modalidad de poesía en castellano el premio ha sido concedido a Juan Leyva Martínez, domiciliado en Zaragoza, por su obra “La consulta”.
Las dos categorías de euskera, tanto narrativa como poesía, han quedado desiertas.
La dotación del premio en cada modalidad es de 400 €.

Las obras pueden consultarse en www.ermua.es/biblioteca

En esta edición se han presentado al certamen en la modalidad de narrativa en castellano un total de 136 relatos (45 autoras y 91 autores) y 70 composiciones poéticas (25 autoras y 45 hombres).
El 99% de las personas participantes ha utilizado el email para enviar sus trabajos mientras que tan solo un 1% lo ha hecho por correo postal o en mano.
El jurado calificador de los trabajos de castellano ha estado compuesto por:
  • Mª José Gómez (profesora de Anaitasuna Ikastola)
  • Isaac Sáenz de Viteri (Profesor del IES UNI Eibar-Ermua)
  • Personal de la biblioteca

Enlace asociado