22 jul. 2014

NOTICIA DE DOS UNIVERSIDADES CANADIENSES DEL 22/07/2014



"Un estudio de dos universidades canadienses demuestra que aumentar la duración y la calidad de las muestras de afecto tras el sexo (besos, caricias…), aumenta los niveles de satisfacción sexual tanto en mujeres como en hombres.(Público 22/07/2014) "

Llevo lustros escuchando noticias similares;

"Amar después del sexo es bueno"
"Se friegan mejor los platos tras practicar sexo"
"El sexo y el amor son compatibles"
"Ocho de cada diez personas cambiarían de postura pero no lo dicen para no ofender a su pareja y/o que piense que desea a otra persona y/o que visiona sexo telemáticamente"

En la televisión de los años 80, salía la doctora Elena Ochoa en prime time, explicando asuntos sobre el sexo, con una frialdad empírica que a mí me sobrecogía. Me imaginaba una noche con ella y no dar ni una; desde errar en el desnudo pausado, hasta el "tiempo del juego" y el desdoblamiento de los chakras internos para una proyección plena.
Con el tiempo me liberé de esa presión, y simplemente intentaba traducir mis sentimientos a otro lenguaje; un lenguaje táctil, libre, casi creativo, donde no dejara de fluir la alegría y la generosidad.

Luego Elena Ochoa, se casó con Norman Foster, y me imaginaba sus noches y amaneceres pasionales: Norman cogía su lápiz especial y dibujaba el boceto de un complejo proyecto, escogía los materiales, construía una maqueta, y la doctora evaluaba minuciosamente si era esa construcción sexual la que debía realizarse en las múltiples capillas sixtinas de su interior.

Las universidades canadienses dedican parte de su presupuesto a este tipo de estudios, que de vez en cuando nos cuelan entre la noticia del genocidio de Gaza y las declaraciones de Leo Messi.

"Acariciar tres veces al día mejora la epidermis y abre los poros"
"Besar antes de dormir anticipa sueños positivos"
"Si te dicen te quiero cuando no lo esperas produce excitación y levanta el ánimo"

Hay cuerpos que reciben las caricias como si cayera sobre ellos la nieve del alma.
Hay caricias que con cuatro notas pueden producir melodía
Hay veces que el sexo llega cuando todo lo importante ha ocurrido antes.
Esto no está basado en ningún estudio de universidad. Ni siquiera tiene por qué ser así.
Hay cosas que la ciencia no puede explicar y sin embargo ocurren.

No hay comentarios:

Publicar un comentario