7 feb. 2014

3 FEBRERO, 21,25h.

¿Qué quiere de mi la soledad?
¿perdemos todas  las guerras?
¿o sólo las importantes?
¿es autocompasión?

Estoy escuchando The Pan within de los Waterboys
Son estos tiempos oscuros
Me duele la injusticia
se clava en lo más profundo de lo que me queda de humano
y aprieta como un sedal.

Aún así te estoy agradecido
no me sirvieron de mucho tus lecciones
pero me entregué cuando tuve que hacerlo.

Aprendí a amar sin esperanza
a pactar con lo remoto.

Tal vez eso fuera lo único que aprendí.

Tú has estado acompañado por la noche en una playa
no una playa conocida, ni con carretera hasta la orilla,
ya sabes lo que quiero decir.


Y has dejado de ser tú ¿verdad?
alguien te habló con palabras marinas
eras un naufrago que se escondía del rescate.
La lengua como una serpiente de algas.
El pecho como un golpe de mar.
la luna apuntando en tu dirección
y tú abriendo los ojos para guardar esa imagen
para hacer tu propio santuario.

Eso nunca se marchó de ti
y no sabes qué hacer con ese sentimiento
tienes brazos con aire
labios secos
y la carne cerrada con un candado oxidado.
¿sabes de lo que hablo?


Parecías fuerte
sólo tú sabes cuántas veces caíste
y quien no quiso verlo.

de vez en cuando tomas una copa
y te dejas herir
más allá de la medianoche.

¿sabes por qué estamos aquí?
para curarnos una y otra vez, una y otra vez.
Las heridas no valen, nos vuelven a echar al mar.
de aquí hay que salir bien muerto
y bien amado
no podemos morir a plazos.

No elijas un cuerpo
escoge un corazón
y dale tus impulsos
como si dependiera de ti.
Construye una causa
y resiste las grietas de sus columnas.

He visto agua en el desierto
y montañas en medio del mar
nunca pregunté si eso era real
los espejismos no responden.

¿recuerdas esa playa?
es la que nos recoge tras el naufragio

Todos llevamos una ballena
que inexplicablemente
puede aparecer sin vida

en medio de veraneantes de temporada.

1 comentario:

  1. Juan simplemente precioso lo que escribiste, de verdad. Me llegó muy hondo porque siento cada una de las palabras que has dicho como si me las estuviera diciendo a mi misma. Ahora te sigo porque quiero seguir leyendo tanta belleza de palabras si es que se puede llamar asi a la desolación que cada uno guardamos en m¡nosotros mismos. Un saludo

    ResponderEliminar