20 oct. 2014

Te he visto desnuda, ante mí, más de cuatrocientas veces
te he visto en los ojos y en el silencio
te he tenido en cuenta y te he ignorado
te he sentido en lo más profundo de mi desierto
y en lo más sucio y odioso de mi laberinto
te he visto viajando en primera clase y cruzando el estrecho
he notado tu brazo rodear mi cuello una noche sin calles
has dolido y has iluminado
he huido de ti hacia otro refugio de paja
te llamaría amor
pero sólo eres la verdad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario