20 oct. 2014

DIEZ AÑOS MENOS

Puede que sucediera así:

alguien quiso conocer tu nombre
para poder llamar a sus sueños
alguien aceptó la oferta
a lo que pudo ser y se quedó en esto
alguien miró con tus propios ojos
y te ofreció una lección magistral

Puede que sucediera una tarde
o una noche vestida de ayer
alguien se hizo paso entre tus extenuaciones
y comprobó la temperatura de tu sangre
dudaron en detenerse tus funciones vitales
cambiaron de fecha las estaciones
volvieron las notas a su partitura
el loco perdido a una ligera cordura
las sumas y restas a cuadrar sus cuentas
regresaron las ventanas con paisajes intensos
el agua y la tierra a ser lo que fueron
se pusieron las cosas en su sitio
alguna que otra ciertamente sobraba

alguien te enseñó cómo tender la mano
a qué sabe una mañana sobre un cuerpo
a priorizar necesidades
a darle oportunidad a lo probable
y la espalda a lo que duele

Puede que sucediera como os digo
un día que parecía inofensivo, atareado
de color negro en mitad de una semana
sin grandes pérdidas, sin aspiraciones
alguien fue un paso más allá del afecto
 y pronunció la palabra que te quitó diez años.

Cambiaron las certezas de bando
se rindieron las necesidades
alguien llegó todavía a tiempo
de salvar lo que quedaba.

1 comentario: