7 feb. 2014

A veces hay que amar mucho
para que te sientan la mitad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario