12 ago. 2014

No es que no pueda, es que no quiero olvidarte
quiero que estés ahí, donde entra la luz hasta pudrirse
quiero que me vacíes de sangre que amó
quiero que duelas

Olvidarte no, eres lo que me queda
el raro escalofrío que me asalta en un parque
la mirada perdida en medio de una conversación
el lugar que habito cuando nadie me interesa.

Es así como lo veo
aunque diga lo contrario si alguien pregunta
y me ría exageradamente al oír tu nombre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario