10 ago. 2013

MIS LUNAS

La luna nueva
está en una arca cerrada
envuelta en la temperatura de la noche
donde gusanos galácticos tejen de plata
la uña de una sombra celeste.

La luna creciente
es un tobogán de cometas,
el filo de una navaja
donde se afeitan los sueños
con barba de cien milenios.

La luna menguante
se acuesta tapándose la cara
deslizada en un guante oscuro
se despide vibrante
con adioses de largo viaje.

La luna llena
está repleta de ballenas blancas con arpones
de capitanes Akab con salitre en las venas
de veinte mil treguas de deseos submarinos
de globos perdidos por los niños
y estrellas del rock con coros de sirenas.


La luna llena sobreactúa
porque cree que todo el mundo la mira
y guarda en su caja de caudales
réplicas de amantes desterrados.

Mi  luna
está llena de ti,
aunque no dejaras la primera huella.

No hay comentarios:

Publicar un comentario